Importación energética y el desaprovechamiento solar en México

“México entró en una situación de dependencia rígida, cuya superación sería difícil, costosa y demorada”

Rodriguez, V. (2018) Revista Académica del CISAN-UNAM

Dependencia energética

La dependencia energética que tenemos como país es indudable, tal como lo mencionamos en uno de nuestros artículos, cuando el problema fue más evidente tras el corte de electricidad en febrero del año pasado debido a los problemas climáticos en Texas que afectaron los ductos gaseros, pero ¿cuáles son las cifras?

De acuerdo a la nota del Economista “Importaciones de gas natural rompen récord en el primer semestre” publicada en septiembre de 2021, en los primeros meses del año pasado se hizo un gasto de 6,403 millones de dólares en la compra de gas, lo que representó una cifra histórica de importación energética en el país, pues se triplicó la cantidad en comparación a 2020 y se duplicó con respecto al 2019. 

A pesar de que la importación energética representa un gasto nacional y una afección medioambiental que podría reducirse con el autoabastecimiento de energía renovable, ya que contamos con las condiciones adecuadas para la utilización de la radiación solar en ubicación y territorio, a finales del año pasado, la EIA pronosticó que para el 2022, la demanda de gas natural aumentaría. La pregunta es si el incremento será proporcional a la importación. 

Hasta febrero de 2021, se registró que el 75% del consumo eléctrico provenía del extranjero, principalmente de Estados Unidos. Durante el primer semestre del mismo año, México produjo 4770 millones de pies cúbicos diarios e importó 5905 millones de pies cúbicos diarios, es decir, como país contamos con el recurso pero no con la inversión necesaria para abastecerse de energía eléctrica. 

¿Qué pasa con las energías renovables? 

Según los datos publicados por Statista, en 2020 México se posicionó como el segundo país con mayor capacidad de producción de energías renovables de América Latina, esto se debe a la posición geográfica en la que se encuentra, pues según la  International Renewable Energy Agency el país mexicano se ubica en la región más favorecedora para la recepción de energía solar.

En comparativa con China, que es el mayor generador de energía fotovoltaica, México recibe 1.2 veces más radiación solar que el país asiático y la producción que genera representa el 0.1% de la que produce China. 

Si se equipara con alguno de los mayores productores geográficamente no favorecedores en radiación, la diferencia se vuelve superior. Alemania, por ejemplo, recibe cinco veces menos captación solar que México y su producción es 44 veces superior. (Fuente: https://ciep.mx/energia-solar-en-mexico-su-potencial-y-aprovechamiento/)

Aunque nuestro país está catalogado dentro de los mejores mercados para la producción solar de América Latina, los esfuerzos para lograr independencia energética a través de las energías limpias siguen en pie para el beneficio del planeta y el ser humano.

En Solarever nos unimos a la acción desde hace más de diez años a través de la producción y distribución fotovoltaica. En promedio, reducimos 300,000kg de CO2 anualmente al producir alrededor de 500 Megawatts al año (de acuerdo a la ONU, 1 MWh de capacidad de energía solar térmica instalada permite ahorrar 600 kilogramos de CO2). Nuestro reto es superar el número año con año hasta lograr un mundo descarbonizado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.